GARABATTO
Entrevistas,  Música

GARABATTO: “El productor es muy responsable de que una canción sea un hit”

Hablamos con el productor GARABATTO sobre su carrera, sus colaboraciones y próximos proyectos en solitario y sobre cómo podemos visibilizar la figura del productor.

GARABATTO’ es el nombre artístico de Javier Falquet, un compositor y productor de música electrónica nacido en España. Gracias a sus conocimientos como percusionista y pianista ha logrado combinar a la perfección las melodías más tarareables con ‘drops’ contundentes que marcan su único sello.

Tras varios años de colaboraciones con los artistas del momento y después de haber ofrecido varias “masterclasses” en la academia de Operación Triunfo, GARABATTO está preparado para embarcarse en una nueva aventura musical en solitario que, seguramente, llegará en 2021.

GARABATTO en el Medusa Sun Festival, en Valencia. Foto: Anna Sansixto

Entrevista realizada por Sònia Parladé

Tenemos que empezar con esta pregunta. ¿De dónde sale el nombre artístico ‘GARABATTO’?

La manera de elegir nombre fue un poco basada en la nada y en la casualidad. Un día estaba buscando nombres con mil combinaciones y cogí la libreta, la rayé toda y literalmente dije: garabato. Y aquí estamos.

¿En qué momento y cómo te diste cuenta de que querías ser productor? ¿Cómo empezaste en este mundo y cómo fueron tus inicios?

Todo empezó como un juego, nunca tienes ni idea de en lo que se puede llegar a convertir. Yo siempre he ido a música, siempre me ha gustado la parte creativa y demás, pero pensaba que esto no estaba a mi alcance. Durante una época empecé a descubrir los programas para hacer música, empecé a probar y a juntarme con cantantes para sacar música gratuita… Hasta que se fue convirtiendo poco a poco en lo que es hoy en día.

A parte de productor eres compositor, pianista y percusionista. Actualmente estás en España, pero has trabajado en Londres y Los Ángeles. Además, tienes un canal de YouTube donde mostrabas que podías viajar por el mundo gracias a tu música. ¿Cómo fue la experiencia?

Ese momento fue el más crítico en cuanto a la transformación de no profesional a profesional. Hasta ese momento era 100% un hobby, y estando allí me apareció una oportunidad: me contactaron para participar en un tour por América con Panda Funk, un sello bastante guay de allí, y eso marcó un antes y un después. Pasé de la nada a algo internacional. De repente ya pude tener cierta notoriedad en el gremio.

¿Notaste mucha diferencia en la importancia que se le da a la figura del productor en estos países comparado con España?

Allí se valora mucho más. España no ha vivido todavía lo que puede llegar a ser un productor artista. Se piensa que el productor es la persona que está en la cueva y encargándose de que todo esté bien, pero en el momento en que un productor es capaz de generar un show entero y de ofrecer algo más como artista, debería valorarse su figura como artista principal y no secundario. En EEUU, por ejemplo, está mucho más visto (en la música urbana con Tainy, por ejemplo). En España, ese camino está sin cosechar. Falta entender el valor del productor.

View this post on Instagram

PANDA FAM 🐼🌀

A post shared by GARABATTO 🇪🇸 (@garabatto) on

“Debería valorarse la figura del productor como artista principal y no secundario”

Hablemos de tus colaboraciones. Actualmente estás colaborando en los temas y discos de varios cantantes nacionales del momento. Bely Basarte o Bruno, Eva y Samantha de OT, por ejemplo. ¿Cómo es llevar carreras de artistas que están empezando?

El propio artista tiene mucha responsabilidad. Depende del artista… Hay que entender que el ser buen intérprete no necesariamente te hace buen director de tu carrera o buen compositor. Lo primero es intentar encauzar los gustos, evidentemente sin copiar. Hay que ver qué recursos gustan, y a partir de ahí intentar adaptarlo haciendo algo original.

¿Cómo es el proceso de creación de un tema para un artista?

El proceso puede ser de muchas maneras. A veces dicen “me gusta esto”, y allá que vamos a probar todo lo que se nos ocurra. Otras veces, el artista aparece con una canción compuesta a guitarra y voz y te dice: “mira esta idea, qué te parece”, y hay que imaginarse un poco qué crees que podría funcionar, o simplemente probar hasta que va cogiendo forma. Es como construir una casita.

¿Cómo adaptas tu producción musical a los diferentes estilos de los artistas?

Todo lo que le puede gustar a mucha gente es pop. Usando ese argumento a favor creo que es muy interesante porque yo vengo de la electrónica, vengo del club, del ‘dubstep’. Esa electrónica no ha llegado a cuajar todavía en España, cuando sí lo ha hecho en otros países, porque no se ha sabido formatear para que el mainstream sea capaz de entenderlo.

Hay una escena DJ muy interesante, pero nadie ha abarcado la vertiente pop de ese subgénero que es la electrónica. Allí es donde voy. A mí me gustaría hacer ruidos muy raros pero tarareables. Y creo que ese momento llegará a España. Qué bonito sería que España fuera tendencia musical… con Rosalía se ha abierto una rama nueva que no se estaba explorando, pero en general hablo como cultura, estaría bien que no siempre tengamos que hacer lo que hacen los americanos.

“A mí me gustaría hacer ruidos muy raros pero tarareables”

La imagen puede contener: una persona
GARABATTO en la academia de Operación Triunfo. Foto: Instagram @garabatto

Has estado dando ‘masterclasses’ de composición y producción en la academia de Operación Triunfo. ¿Qué tal la experiencia? ¿Te ayudó a llegar a más público?

Es muy interesante, porque como profesional en mi gremio he tenido logros muy importantes, pero no estaban en el mainstream. La tele es algo que todo el mundo consume, y cuando te ven ahí es como “vale, sigo sin entender a qué te dedicas pero sales en la tele, algo has hecho”. A nivel repercusión con mi gente cercana fue todavía más de la que había, y super bien. Es otro terreno muy interesante.

En tu canción con Bruno Alves, ‘Ni Una Vez Más‘, apareces como featuring en el mismo título de la canción. ¿Es una manera de visibilizar el trabajo del productor?

Totalmente. Aquí he de darle las gracias a Bruno por la oportunidad, por reconocer ese trabajo. Esta es ‘LA manera’, no es opinable. Ese es el camino. 

Y es que creo que el trabajo de productor ha evolucionado hacia otra cosa que no tiene nada que ver con la generación anterior. Anteriormente, el mismo artista con la misma guitarra e idea llegaba, y el productor tenía que adaptar esa visión y hacer la maqueta. A día de hoy, el productor, gracias a la era tecnológica, puede hacer la canción entera. Artísticamente cambia mucho que una canción la produzca un productor u otro: la misma canción se puede llevar hacia miles de direcciones. Lo que vengo a decir es que a día de hoy, el valor del productor es algo más que una persona que se dedica a plasmar la idea y ya está. Es muy responsable de lo hit que puede llegar a ser esta canción.

 

De todos los artistas con los que has trabajado, ¿con quién te quedas?

Sinceramente, creo que no me he juntado nunca con nadie que no me apeteciera trabajar. Es una cosa de mutua admiración: siempre que me junto con alguien es porque yo veo algo en ti y tú ves algo en mí.

No solo trabajas en colaboraciones, sino que tienes proyectos en solitario. Nos han comentado que tienes mucha música tuya en solitario para sacar. ¿En qué estás trabajando, quizás en un álbum o EP? ¿Cuándo podremos escucharlo?

Después de lo que ha pasado este año, el 2021 es una buena fecha para empezar a hacer ruidos interesantes. No obstante, me gustaría aprovechar lo que queda de año para empezar a sacar cosas. Hace dos años que no saco nada, y por eso el hecho de rearrancar no me corre ninguna prisa y quiero hacerlo bien. No voy a arriesgar velocidad por calidad. No tengo claro exactamente qué sacar pero es posible que si una cosa que estoy tramando coge mejor forma coja forma de álbum. 

¿Te decantarás por algún género en particular?

De hecho, lo que me hace distinto y quizá mejor, peor o diferente es el hecho de que me aburre mucho trabajar siempre el mismo género. En la variedad está el gusto y la sorpresa constante. 

“Hace dos años que no saco música propia, y el hecho de rearrancar no me corre prisa. No voy a arriesgar velocidad por calidad”

También eres CEO de SUPRMODE, un sello discográfico. ¿Cómo y cuándo nace este proyecto? ¿Por qué? ¿Te ha ayudado a nivel de artista individual pertenecer a ese sello?

Todo esto nace de la nada absoluta. No somos nadie y queremos ser alguien. Empezamos a juntarnos unos cuantos, y decidimos escudarnos en algo que creamos, que se llama ‘SUPRMODE‘. Nos dimos cuenta de que como artista, la música no es el único pilar, sino que hay muchas cosas que tienes que hacer. Empezamos todos a trabajar por amor al arte, hasta que fue cogiendo forma, y ahora empieza a ser algo serio. Al final, de los logros que pueda tener, gran “culpa” la tiene el equipo con el que estoy.

Grandes artistas como Skrillex han llegado a pinchar remixes tuyos. ¿Te ayudó eso a dar un salto a la fama llegando a más gente?

Mucha gente lo dice, pero yo no soy sabedor de que eso haya pasado. Coincidí con él en Miami en una fiesta y me saqué una foto y demás, pero todo quedó en ese día. Si es así y alguien ha visto eso, ¡por favor que me lo envíe, porque estaré muy agradecido!

Salgamos de dudas. ¿Cuál es la diferencia entre un DJ y un productor?

EL DJ sería como el director de la orquesta, y el productor el compositor. El director toca una serie de canciones y el compositor las crea, esto es un poco lo mismo.

¿Tienes tu propio estudio donde grabar tus temas?

Tengo una habitación con mis cacharros a la que llamo estudio, pero comparar esto con un estudio de verdad es un poco ofensivo. Lo grabo todo aquí. SUPRMODE somos nosotros, y de momento no tenemos un espacio físico. Es todo profesional con recursos semiprofesionales.

Como productor, ¿personalmente te sientes protagonista o muchas veces se atribuye tu trabajo al artista directamente?

En mi caso personal, en las canciones que he sacado como GARABATTO en las que estoy como artista principal sí que se me ha reconocido como tal. En las demás he asumido el rol secundario. El cantante acapara toda la atención. Creo que incluso en algunos casos de éxito mundial con el productor estando el primero en el título, la atención se centra en el cantante. Pero al final todo esto forma parte de cómo se consume el producto.

¿Y dentro del estudio?

En el terreno estudio, el productor tiene mucho peso. El cantante tiene una visión de su idea original, pero hay muchas partes arriesgadas donde el productor está constantemente probando y pensando “esta cosa tan extraña que acabo de hacer, ¿le disgustará?”. Realmente, dentro del estudio se valora la figura del productor.

“Estoy avanzando varias de mis canciones a la vez para después alinearlas haciendo que tengan un sentido en el sentido artístico”

¿Cuando colaboras con artistas también lo haces en el sentido de la composición? 

Siempre. Si tú y yo vamos a hacer una canción e intentaremos poner nuestro mayor input para que sea la mejor canción posible. Si se me ocurre una idea, no me sale guardármela para mí. Siempre se intenta que el trabajo en equipo sea con muchas aportaciones por todos lados.

Si es probable que el álbum llegue en 2021, ¿qué podemos esperar de GARABATTO durante los próximos meses?

Estoy avanzando todas las canciones a la vez, así que todo esto lo decidiré en la medida que las vaya acabando. Una vez terminadas intentaré alinearlas de alguna forma para que tengan un sentido en el discurso artístico, así que es muy temprano para eso todavía. En la agenda está planeado que algo hay que hacer ahí, pero no es el momento aún.

“La formación y el tener un repertorio sólido son fundamentales para dedicarse a esto”

Para acabar, ¿qué le aconsejarías a alguien que quiera dedicarse a esto?

Creo que la formación es muy importante. Es un gremio en que, con la era tecnológica, todo el mundo tiene un ordenador y se puede bajar un programa para hacer música, pero con formación se entienden muchas más cosas porque se ve la coherencia de todo.

Lo que vengo a decir es que la formación, como en todos los oficios del mundo, es muy importante. A parte de eso, insistiría mucho en la creación de repertorio y en el mover ese repertorio. Nos obsesionamos con la meta, con llegar a conseguir cosas, pero es muy importante tener un bagaje. Primero que todo, por la propia experiencia que te aporta, pero también por tener un repertorio para que cuando alguien me descubra no escuche una canción de mí, sino que descubra un repertorio sólido. Esa transición hacia lo profesional es muy importante realizarla con un buen banco de música para que te puedan consumir durante rato.

Comparte:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *